Iván Montano Macías se ha consolidado como uno de los jugadores pilares en el sistema del entrenador Javier Ceniceros, y en su corta carrera como basquetbolista, ha sumado una buena experiencia que incluyen participaciones importantes en la Olimpiada Nacional y con algunas selecciones nacionales menores que lo han llevado a participar en el torneo de COCABA 2014 categoría Sub-16 y también en el Centrobasket Sub-17 en 2015. En la Liga ABE ya fue subcampeón e integrante del Equipo Ideal en los Ocho Grandes 2017.

Iván, estudiante del quinto semestre de la carrera de Ingeniería Industrial, tiene muy en claro sus resposabilidades tanto con las Águilas UPAEP como en sus metas personales.

¿Qué tipo de experiencia te ha dejado participar en la Liga ABE y en los Ocho Grandes?

Es una experiencia que hoy en día todos quieren vivir, todos quieren estar presentes en la Liga ABE y más cuando año con año el nivel aumenta, lo hace competitivo y llenó de sorpresas ya que se puede esperar de todo en la temporada. Sin duda alguna los Ocho Grandes es un torneo impredecible y completamente diferente a la temporada regular, se vive con mucha emoción, y la experiencia que te llevabas siempre es aprendizaje, sin duda alguna te lleva a tus límites físicos y mentales por la presión qué hay en cada juego.

¿Qué sucedió en los pasados Ocho Grandes de Tijuana contra los Aztecas, qué faltó?

En lo personal creo que fue un juego muy engañoso, tenemos que aceptar que ellos salieron más concentrados y estuvieron por arriba de nosotros, pero no pienso que haya sido para la diferencia que nos sacaron, creo que hubo una que otra jugada donde les favoreció la suerte, salieron en su día y lo supieron aprovechar, nos habíamos preparado mucho pero cobramos factura del equipo joven, con seis o siete novatos en el roster. Muy aparte, creo que dejamos mucho que desear a todos los de nuestra institución y la gente que nos apoyaba, más que nada por el espectáculo, era el juego estelar, el clásico nacional en los Ocho Grandes. Después del primer cuarto fue un juego parejo, muy cortado ya que ninguno de los dos equipos tuvo una buena racha en todo el juego, al final no supimos como regresar. En fin, tuvimos que darle la vuelta a la página y hacer un buen verano en donde puede haber crecimiento como jugador.

¿Cuáles crees que son las expectativas del equipo para la próxima temporada? ¿Ha cambiado el equipo en algo? ¿Cuál es el objetivo ahora?

Los objetivos siempre son los mismos, en un principio clasificar en los primeros cuatro, después de eso, pensar en llegar a la final y ganar. Somos un equipo más maduro, que aprendió y se fogueó el año pasado, más que nada que han entendido el sistema y la filosofía del coach Ceniceros, ya que es clave para estar todos los en la misma línea. No ha cambiado nada más que nuestra confianza, sabemos que debemos tener mejor temporada regular, ser constantes en nuestra actitud y defensa que es lo que nos va a mantener arriba en la tabla. Tengo muy buenas expectativas de mi equipo, nos veo como un equipo constante que estará presente en los próximos Ocho Grandes.

¿Cuál será tu rol en el equipo para esta temporada?

Es algo que hablé mucho con el coach Ceniceros durante el verano, ya que mi rol de alguna manera ha cambiado, es mi tercer año y tengo que empezar a transmitir para qué las nuevas generaciones se acoplen más rápido, mi carácter no me ayuda a ser alguien que siempre está hablando dentro o fuera de la cancha, pero soy muy puntual con las cosas que digo, he aprendido que es una temporada muy larga, más allá de la buena preparación física es la mental, ya que somos atletas pero también estudiantes, por la situación que pasamos dentro del equipo no hubo como tal una figura a seguir o de quien aprender en mi primer año, por eso yo quiero ayudar para que se acompañen más rápido al equipo. Prefiero ser un líder con acciones y no con palabras.

¿Cómo te sientes de tu lesión en el hombro? ¿Estarás listo para el Clásico?

Mucho mejor, trabajé a marchas forzadas en mi rehabilitación, no me quería perder este gran clásico, en este primer juego de esta nueva temporada, me han tratado muy bien esta semana en la clínica con las terapias, le he dedicado aproximadamente dos horas por día a terapia, me he sentido mucho mejor y lo más importante es que no deje de estar fuera de las canchas completamente, he estado dependiendo de lo que el hombro me dejara y los doctores me dijeran, me siento mucho mejor, ya casi no hay dolor, pero de alguna manera aún siento un poco de desconfianza pero es cuestión de tiempo, pero estaré ahí para cuando me necesiten en el clásico nacional.

¿Cómo describes la experiencia de jugar el clásico? ¿Cómo está el equipo para este partido inaugural de la temporada 2018-19?

Es una experiencia que pocos pueden vivir como jugador, es el juego con más seguidores, sin duda alguna con más historia, es increíble cómo se llena cada juego ya sea en El Nido o en el Mo Williams, es algo que en lo personal como jugador disfruto, en donde me llevan a mis límites, donde se siente la presión, en donde no quepa un cuerpo más, y donde se conoce el silencio absoluto o hasta donde tus oídos no puedan más; más allá de la rivalidad es un juego que disfruto mucho, pero tenemos que cambiar con la mala racha, tenemos que hacer nuestra propia historia y estoy seguro que lo vamos a conseguir pronto, ya que todo es por generaciones y estamos haciendo una muy buena, estamos listos para estas nueva temporada y ojalá pueda irse a nuestro favor y que el clásico sea rojo.

¿Cómo describes tu participación en la preselección nacional mayor? ¿Cuál es la filosofía del entrenador Déniz sobre los universitarios mexicanos?

Creo que fue muy buena, me sentí cómodo los días que estuve en Michoacán, a la mayoría del grupo ya lo conocía por mi pasada preselección pero sin duda esta fue mejor, aprendí mucho del coach y el cuerpo técnico, ni hablar de los jugadores. Escuché y ponía en práctica todo lo que aprendía, también yo me acercaba a ellos ya que quería aprovechar al máximo la oportunidad. Seguiré trabajando para estar listo si en algún momento llega otra oportunidad. El coach Déniz tiene la mira puesta en la Liga ABE, así como su cuerpo técnico, el conoce el basquetbol mexicano profesional y se quiere adentrar al estudiantil, él cree que se le debe dar oportunidad a jóvenes para que cuando lleguen a ser parte de los 12 Guerreros ya cuenten con cierta experiencia, tiene muy buenas ideas, esperamos que le den seguimiento a él como coach en jefe de la selección y pueda ayudar a México a seguir mejorando y creciendo.

¿Cuáles son tus planes o metas en el básquet al corto plazo? 

Al corto plazo creo que sería ser un jugador constante con buenos números, más que nada con gran eficiencia, ser una pieza importante en mi equipo en cuanto a siempre mantener buena actitud para mantenernos arriba en la tabla, obviamente me gustaría que al terminar la temporada puedan decir que fui el mejor guardia y por ende el mejor jugador, tomando responsabilidad de todo lo que eso conlleva, y de alguna manera la presión, este año me quiero sólo enfocar en lo que estoy viviendo, ya veremos cómo se van dando las cosas. Por supuesto mi meta es ser campeón en la Liga ABE y en CONDDE. En los logros personales a Iván MM le vienen de sobra, este año quiero poder lograr estar en la selección universitaria ya que habrá Universiada Mundial, y sin duda alguna quiero asistir.

Redacción ABE