Después de una grata experiencia con la selección nacional mayor de basquetbol de México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018, el coach de los Borregos del Tecnológico de Monterrey en Hidalgo, Sergio Molina (que fue como asistente del técnico Iván Déniz), nos compartió esta significativa vivencia.

“Bueno pues ya incorporado en la institución luego de un tiempo fuera con la selección mayor, ya con ganas de enfrentar un nuevo reto con Campus Hidalgo; me dejó un sabor agridulce, sabíamos de las capacidades para traer lo que teníamos en mente que era la medalla de oro, solo perdimos un juego que fue el que nos daba el pase a las medallas, fue ante un gran rival, con jugadores de muy buen nivel, varios de ellos que están disputando la liga en Argentina, y otros que este año jugarán en España, solo queda aprender con humildad y darle a lo que viene”.

Sobre la experiencia resaltó: “ha sido fabulosa, he aprendido de los jugadores, estoy agradecido de trabajar con ellos, con el staff, fue un enriquecimiento personal y profesional, y sumado desde la posición que me toca como entrenador asistente junto a Ronald Guillén y a las órdenes de Iván Déniz, en bien de este deporte y la selección nacional.”

Del juego ante Cuba en la última fecha de la fase de grupos, detalló: “la aspiración de México era dar lo máximo, una selección con muchas cualidades, una gran generación; en lo que respecta al partido que nos dejó fuera de medallas, íbamos por buen camino iba todo bien encaminado a la mitad del juego, fue un tercer cuarto muy malo, no entró la pelota y así es esto. Y pues felicitar al equipo rival porque hizo lo necesario para ganar, ahora aprender y rectificar con humildad, y agradecido por lo que me llevo, un gran aprendizaje”.

“Vienen partidos importantísimos para la clasificación al Mundial, ante Argentina como locales, en septiembre, del cual tendremos que sacar todo para ganar, el coach Déniz tiene la respuesta del grupo que seguirá y de él depende quienes se mantendrán para lo que viene”.

“Es una generación con puntos de madurez importantes, es una mezcla de jugadores con juventud como Alex Pérez con el nivel que está mostrando en Europa y otros de experiencia como Gustavo Ayón, Francisco Cruz, Jorge Gutiérrez, Lorenzo Mata, Orlando Méndez, otros elementos ya más maduros como Israel Gutiérrez que está trabajando muy bien, creo que ahora toca evaluar, rectificar y trabajar ya que esta generación y grupo han realizado cosas increíbles, haciendo que mucha gente voltee de nuevo a ver basquetbol y ganándose un respeto a nivel internacional”, agregó.

Para cerrar, compartió su empatía y amor con el país Azteca: “me siento completamente identificado, sin olvidar mi país de origen que es España, pero para mí, México me lo ha dado todo, a mi esposa, a mis hijas, y voy a seguirme preparando de forma profesional y laboral, estoy completamente enamorado y es un compromiso total con el deporte y mi país de adopción que es México y siempre a la orden para cualquier llamado”.

Comunicación Tec Mty Hidalgo