Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Jessica Hernández, estudiante deportista de la Universidad Madero, rápidamente se adaptó al nivel de la División I y a pesar de ser jugadora de primer año fue ganando minutos en la cancha hasta que con base en participaciones sobresalientes se convirtió en referente del equipo y una de las claves para obtener el pase a los Ocho Grandes con sede en el CETYS Universidad.

Jessica Hernández aceleró su proceso de adaptación a uno de los equipos más fuertes del país y gracias al apoyo del coach Alfredo Especiano y a la colaboración de jugadoras con más experiencia, la también estudiante de la Licenciatura en Dirección y Desarrollo de Organizaciones pudo cumplir el sueño de jugar las finales de la Liga ABE.

"Cuando se presentó la oportunidad de jugar y estudiar en UMAD no lo pensé porque era un sueño pertenecer a esta institución. Al llegar noté que más que un equipo era una familia y aunque dejar a la ciudad donde nací fue difícil la verdad es que el coach y mis compañeras me apoyaron en todo para primero sentirme cómoda en la universidad y después en la cancha".

Jessica Hernández confesó que pasó por momentos de nerviosismo cuando aumentó la cantidad de minutos en la cancha, sin embargo, aseguró que con el paso de los partidos demostró tener el nivel suficiente para competirle en igualdad de condiciones a cualquier rival.

"Fue emocionante jugar partidos ante rivales de gran calidad pero la emoción y el nerviosismo pasaron rápido porque pronto tuve que jugar fuerte y demostrar que podía jugar a este nivel. Mi sueño siempre fue jugar los Ocho Grandes y agradezco representar a UMAD en las últimas finales. La primera meta ya la logré y ahora lo que sigue es regresar a unas finales y ganar el campeonato para mi universidad".

Comunicación UMAD

YouTube Liga ABE